Amparo y David organizaron su Boda en La Cartuja de Ara Christi, que es uno de los lugares más bonitos y con más historia de cuantos puedas visitar. Dos preciosos claustros presiden el monumentos unidos por la que fuera iglesia en su tiempo, ahora zona de baile y fiesta. A Amparo le fascinó este lugar y tomó con mimo y delicadeza cada uno de los preparativos para que todo fuese perfecto. A mi llegada a la Cartuja ya me la encontré preparando detalles en las mesas de los invitados hasta que llegó su peluquero de toda la vida para comenzar con sus preparativos. David mientras tanto vivía más sosegado los momentos previos a la recepción de sus primos y familiares. Tranquilidad que rompieron con su llegada en un ambiente de plena festividad. Mientras el maquillaje iba tomando forma en los rostros de madre y hermana de Amparo ella se disponía todavía a seguir preparando mesas, candy bar y algún que otro detalle aislado. Tres de sus amigos componía puzzles 3D de monumentos emblemáticos del mundo adornarían las mesas como guiño a su pasión por viajar y conocer lugares remotos.

Como no podía ser de otra forma, la ceremonia también estuvo cuidada al detalle y el momento más impactante es cuando la novia recorrió todo su pasillo micro en mano dedicándole una preciosa canción a su David. Muchas horas y meses de preparación para que este momento saliese a la perfección, tal y como ocurrió con el resto de la celebración.

Los bordados del vestido, el detalle de los zapatos, el inspirador baile nupcial,… todo parte de un sueño que este sábado se hizo realidad. Os dejamos este sueño escrito en fotografías.

SHARE
COMMENTS